miércoles, 13 de enero de 2010

Todo es cuestión de fe...




Lograr mantenerse optimista durante todo el día supone una tarea complicada, debido a que el contacto con el mundo exterior nos genera un reflejo en nosotros que nos enceguece y no nos deja ver la Verdad (terminamos creyendo lo que los otros dicen). La mejor actitud es no enfocarse en "problema" ya que cuanto mas lo damos vuelta en nuestras mentes, más energía le damos. De manera que intentar de manera conciente centrar toda la atención en lo bueno es sembrar las buenas semillas, para ver los buenos frutos.
Si tienes FE que las cosas saldrán bien, ten por seguro que así sera. Y si lo dejas en manos del creador, las circunstancias serán mucho mejor que lo que tu esperas.

Esta fue mi lección de hoy:
Hace una semana atrás yo pensé que una propuesta que había recibido, había quedado anulada, debido a una demora en confirmar la respuesta por SI o NO. La verdad es que yo necesitaba un si y lo que había recibido era un "yo después te aviso". Tome la desición y la actitud de pensar que si no se daba era porque seguramente vendría algo mucho mejor y hice mi mejor esfuerzo en no darle muchas vueltas al asunto.
Hoy al medio día, mientras estaba terminando de cocinar, recibí un mensaje: que la respuesta era SI!! Me llego algo que ni remotamente me esperaba.
Este es otro regalo de Dios, estoy segura que me premió por mantenerme con alegría y mucha fe en que lo mejor ya estaba por llegar.



4 comentarios:

victorysilcana dijo...

Hola... Siempre sintiéndonos positivos y alegres, sería estupendo decirle a la vida lo que queremos y dejar que suceda, así... sin más.
Enhorabuena por tu SI.
Saluditos

bebi dijo...

Todo es mente, si esperamos lo bueno seguramente llegara.
Yo se que es difícil controlarse, mantenerse firmes y optimistas todo el tiempo.
Lo importante es dar el primer paso, hasta conseguir que "esperar lo bueno se transforme en un hábito permanente"
Que Dios te bendiga amiga.

Josh England dijo...

No entiendo espanyol, so I'll just say..FANTASTIC

beatriz dijo...

A veces es muy dificil abandonarse y dejar que las cosas (si tienen que venir) vengan... Nos falta la fé suficiente que mueva todas las montañas (sobre todo las escarpadas cimas de nuestro corazón)...
Gracias... !intentaré confiar como tú!